Thiago, la paradoja del Liverpool

La titularidad del mejor volante de 2020 coincide con el frenazo del vigente campeón de la Premier, que este domingo recibe al Manchester City en un duelo que puede ser decisivo

Thiago, la paradoja del Liverpool

Posiblemente herido en su orgullo por la consideración algo displicente de la directiva del Bayern, en 2020 Thiago Alcántara jugó cinco partidos de Champions que no dejaron lugar a dudas. Contra su tendencia aventurera, se aplicó con tanto rigor, con tanta atención, con tanta sobriedad, que por momentos recordó a su padre. El gran Mazinho nunca tuvo la calidad técnica de su hijo, pero en su apogeo supo cumplir con cada uno de los deberes del mediocentro —los visibles y los invisibles— con la disciplina de un farero. El despliegue de categoría, poderío y oficio que hizo Thiago en su despedida de Múnich, elevó a su equipo a lo alto del podio de la Champions y a él a la consideración incuestionable de mejor centrocampista del mundo. La FIFA lo certificó y el Liverpool le fichó con la esperanza de culminar con un toque poético la obra industrial de Jürgen Klopp.

Seguir leyendo