La Copa del pueblo y el paraíso

La Copa siempre ha sido un torneo que me ha encantado: campos diferentes, viajes nuevos, ciudades fuera del radar de la Primera pero con devoción por el fútbol...

La Copa del pueblo y el paraíso

Seguramente, en esto tiene mucha influencia aquello de que el Athletic ha sido siempre un club vinculado a la Copa o esas noches épicas vividas en la distancia (o soñadas antes de ser vividas). O, tal vez, que en mis primeras cuatro temporadas con los rojiblancos llegamos a dos finales, una ganada y otra perdida. No sé por qué, pero la Copa siempre ha sido un torneo que me ha encantado. Campos diferentes, viajes nuevos, ciudades fuera del radar de la Primera pero con enorme devoción por el futbol… y ese comodín que nos guardábamos con el partido de vuelta a disputar en tu estadio cuando te medías a un equipo de inferior categoría. Una red de salvamento para momentos delicados y una posibilidad de recuperar lo suspendido en el partido de ida. Bueno, o de acabar de emborronarlo y ser enviado al septiembre de la temporada siguiente.

Seguir leyendo