Infografías: ¿Cómo pueden mejorar tus presentaciones?

¿Qué es una infografía? Puede que la palabra te suene de algo. No es de extrañar, ya que las empresas suelen utilizarlas en sus presentaciones, pero ¿qué son exactamente?

1. Ventajas de usar infografías

¿Sabías que las infografías pueden ser muy útiles? A continuación te resumimos los principales puntos fuertes de este tipo de recurso:  

  • Ayudan al público a interpretar la información. ¿Por qué? Porque los seres humanos somos criaturas que aprenden mejor por la vista. ¿Recuerdas lo de que “una imagen vale más que mil palabras”? Consigues una mayor eficacia usando gráficos sencillos o imágenes que con una enorme cantidad de detalles y datos que aburrirían a tus alumnos, a tus clientes o a tus potenciales inversores.
  • Son muy accesibles para el público en general. Con las infografías, la gente puede entender bloques complejos de información y la relación entre los datos que contienen.
  • Si quieres captar la atención del público, no hay mejor aliado. Se recuerda mejor un estudio o una investigación representados mediante una infografía con un diseño atractivo (y la simplicidad que esta ofrece) que con un tocho de cincuenta páginas aburridas.
  • Destacan por su combinación con los iconos. De hecho, la iconografía es la mejor manera de que una infografía sea comprendida por todos, independientemente del idioma que hablen. ¡Y tu mensaje queda más claro que nunca!
  • Poseen naturaleza educativa. Se pueden interpretar rápida y cómodamente. Por lo tanto, no solo te servirán para propósitos corporativos o de marketing, sino también a la hora de estudiar (por ejemplo, puedes usarlas para delimitar las distintas partes de un capítulo). Asimismo, también son interesantes para profesores y docentes, ya que sus alumnos aprenderán mejor la lección si se les presenta de manera sencilla y visual. Es más, si quieres publicar las conclusiones de tu investigación, incluir un par de infografías en la presentación te ayudará mucho, ya que así resumes los datos.
  • Por otra parte, si trabajas en marketing o eres el propietario de un blog o de una página web, las infografías te vienen muy bien para vincular contenido (¡el inbound marketing!). Añade infografías a tu presentación y vincúlalas para que los usuarios hagan clic en ellas y lleguen a la fuente original. Obviamente, cuantos más clics, ¡mejor para ti!

Como ves, las infografías vienen como anillo al dedo en una presentación. Causan un impacto positivo y son educativas, informativas y atractivas a la vista.

2. Tipos de infografías

Hay varios tipos que puedes emplear en función de las necesidades del momento. Aquí te vamos a enumerar algunas. ¡Quizás esto te sirva de inspiración! 

Los mapas mentales son parecidos a los diagramas de jerarquía. Contienen una idea principal, diferenciada de las demás, y varios ramales que completan la información. Son perfectos para sintetizar los datos acerca de un campo en concreto. Por ejemplo, ¿quieres aprender más sobre los planetas? Fíjate en esta imagen: 

Mapa mental sobre planetas

La idea principal de este mapa mental es el sistema solar. A partir de ella, hemos añadido varios planetas. Presta atención a los colores: Marte, por ejemplo, tiene el color rojo. Prueba a usar tonos que se relacionen con lo que estás mostrando. Observarás también que hemos insertado flechas. ¡Es una manera de decirle al cerebro qué debe ver a continuación! 

Puede que te interesan más las infografías piramidales. Se caracterizan por su forma triangular. Una infografía de este tipo se divide en varias secciones o bloques, y además sigue una estructura jerárquica. El bloque más grande se refiere a un tema general. Por otra parte, cuanto menor sea el tamaño del bloque, más específico es su contenido. En nuestro ejemplo, la pirámide se asemeja a un edificio: 

Infografía piramidal

Las infografías demográficas sirven para hablar de variables que se aplican a un grupo de personas. Puedes mencionar muchas distintas: edad, sexo, estudios, aficiones, ingresos… Todo esto contribuye a que puedas comprender el comportamiento de tus clientes o de tu público objetivo. ¡Ideal para marketing o para empresas! Echa un vistazo al ejemplo que te dejamos: 

Infografías demográficas

¿Prefieres una infografía circular? ¡Perfecto! También suelen representar bloques relacionados con un tema en concreto, pero la diferencia está en que todos ellos están a un mismo nivel jerárquico. Se muestra un proceso continuo que no tiene principio ni fin. A continuación te dejamos el ejemplo de una infografía circular, con la peculiaridad de que solo se ve un cuarto de círculo: 

Infografía circular

¡Pero hay muchos más tipos de infografías! De rompecabezas, de calendario, de mapamundi, en árbol… ¡Definitivamente, hay donde elegir!